Regata del Bidasoa y Malerreka

Casa en EtxalarLa Regata del Bidasoa comprende el territorio atravesado por el río que le da nombre y que desemboca en las cercanas aguas del mar Cantábrico.

El río Bidasoa, caracterizado por sus frías aguas y rápidas corrientes, es el destino de muchos pescadores por su tradición truchera y salmonera. De especial interés resultan también las Jornadas de Caza, en las que durante el mes de noviembre, multitud de restaurantes locales ofrecen sabrosos platos de caza.

Además, pintorescos pueblos salpican este valle, entre otros, la localidad de Etxalar, famosa por sus palomeras. Y en la comarca de Malerreka, situada en el lado más meridional del valle, disfrutará de un bello y tranquilo paraje, los embalses de Leurza. La Regata de Bidasoa es en definitiva, una tierra en la que la naturaleza es protagonista.

La Regata del Bidasoa está situada en la zona más septentrional de Navarra al oeste de los Pirineos Atlánticos. La recorre de un extremo a otro el Bidasoa. Este río truchero y salmonero es corto, rápido y caudaloso. Nace en el término de Erraztu y hasta Oronoz-Mugaire se denomina aún río Baztán. En su recorrido recoge las aguas de multitud de ríos y regatas, muy comunes en esta zona pirenaica. Tras abandonar tierras navarras, marca la frontera guipuzcoana entre España y Francia a lo largo de diez kilómetros. Desemboca en el mar Cantábrico, en las inmediaciones de Hondarribia.

Etxalar, EstelasAl sur del Bidasoa se halla la comarca de Malerreka. Este territorio, bañado por los ríos Ezcurra y Ezpelura, se caracteriza por sus bosques de robles y hayas y una multitud de serpenteantes regatas. Los municipios que lo conforman son: Beintza-Labaien, Doneztebe/Santesteban, Elgorriaga, Ituren, Zubieta, Urrotz, Oiz, Donamaría, Sunbilla, Ezkurra, Eratsun y Saldias.

Más información

 

Fotografías y texto cedidos por el Servicio de Marketing Turístico del Gobierno de Navarra”